“Internet y la resistencia al cambio”

“Generalmente, los usuarios no sólo no dan la bienvenida a las novedades, sino que las critican duramente donde pueden, en redes sociales, para hacer que las compañías escuchen su oposición. […] Algo que los usuarios de los servicios tenemos que entender, y a menudo no hacemos, es que “que algo funcione no quiere decir que no pueda ser mejorado y el sistema visual de una marca (tipografías, colores…) puede estar en continua evolución y mejora. Los usuarios y el resto de audiencias de una marca somos conservadores por naturaleza. Nuestro cerebro se resiste a modificaciones que supongan un nuevo esfuerzo cognitivo y preferimos asumir las carencias antes que realizar el esfuerzo del cambio”.
Artículo completo de Antonio Sabán aquí.