“Cibercrimen, vigilancia y censura en los medios digitales”

A gritos se le ha exigido a las marcas de medios sociales digitales que tomen medidas para contrarrestar todas las formas de ciberdelito. Sin embargo, recordemos que estas redes son de miles de millones de personas, a quienes monitorizar lo que producen y publican los siete días de la semana, a todas las horas y a nivel mundial; se convierte en una tarea manualmente imposible de lograr a nivel económico y logístico. Esta realidad pone sobre la mesa la necesidad de desarrollar formas de inteligencia artificial, que, de manera omnipresente y automática, monitoreen, lean, disciernan, concluyan y tomen decisiones sobre cualquier tipo de contenido que se considere una agresión, y, por tanto, deba ser censurado. Esta es una solución que en el entusiasmo por resolver el problema de coyuntura se recibe con aplausos, pero que plantea a la vez, la forma más sofisticada de control de los mensajes que se haya dado jamás, y que, a todas luces, pone en peligro la privacidad, porque con las mismas armas tecnológicas que queremos perseguir el crimen, podemos ser vigilados y censurados, aunque sea de manera preventiva y aparentemente “bien intencionada”.
Artículo de Nelson Nieto Borda, Profesor e investigador de comunicación digital y transmedia del Departamento de Comunicación y Cinematografía de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, en la web “Clases de Periodismo”.